Content

Contratos con empresas en Taiwán – consideraciones importantes

by Roxana Cheng

This is a Spanish translation of our English article “Tips on entering into manufacturing supply agreements with Taiwanese companies”, which you can find here. Esta es la traducción al español de nuestro artículo en inglés “Tips on entering into manufacturing supply agreements with Taiwanese companies”, el cuál se encuentra disponible aquí.

Como dueño de una marca internacional o empresa importadora de diversos productos, tienes un proveedor en Taiwán? Muchas empresas lo tienen, dado que Taiwán tiene trayectoria de ser líder en servicios de manufactura y productos para marcas y empresas alrededor del mundo en diferentes industrias, desde artefactos y componentes tecnológicos a prendas y accesorios deportivos.

Para la negociación de contratos de suministro de productos o servicios de manufactura, muchas marcas y empresas internacionales (“Contratante”) prefieren utilizar un contrato estándar con el deseo de que dicho contrato pueda cubrir todos los aspectos de la relación contractual con sus proveedores a nivel mundial.  En base a nuestra experiencia, el uso de un contrato estándar es un muy buen comienzo, sin embargo, éste debe ser adecuado para su uso en Taiwán para garantizar su cumplimiento con las leyes y normativas aplicables, y así, maximizar la protección de los derechos del Contratante. Debajo proporcionamos algunos consejos a tomar en cuenta para la negociación de contratos con empresas taiwanesas.

1. Detalles que no pueden pasar desapercibidos

Sin importar si el Contratante modifica un contrato estándar o decide preparar un contrato completamente nuevo, los siguientes detalles deben ser considerados con sumo cuidado: (i) protección y título de propiedad intelectual, especialmente en los casos de contratos con fabricantes de equipos originales (OEM por sus siglas en inglés) o fabricantes de diseño original (ODM por sus siglas en inglés); (ii) confidencialidad; (iii) protección de datos; (iv) ley aplicable; (v) foro de resolución de controversias; y (vi) requisitos de formalidad del contrato.

A modo de ejemplo, los contratos estándares usualmente citan a los diversos convenios internacionales como ley aplicable para la protección de la propiedad intelectual. Sin embargo, es importante dar a conocer que Taiwán no es miembro de muchas convenciones internacionales. Pese a que las leyes de Taiwán proporcionan protecciones similares a las de los convenios internacionales, los contratos deben ser modificados para reflejar la terminología y contenido propicio de acuerdo a las leyes y regulaciones taiwanesas.

Otro ejemplo es que las partes de un contrato de suministro (especialmente los de suministro de productos o servicios de manufactura) frecuentemente eligen el arbitraje como el mecanismo de resolución de controversias y la sede del arbitraje la disponen en una jurisdicción neutral. Dado que Taiwán no es miembro del Convenio sobre el Reconocimiento y la Ejecución de las Sentencias Arbitrales Extranjeras (Convención de Nueva York), tratar de ejecutar una sentencia arbitral extranjera en Taiwán resulta ser significativamente más complicado que en otras jurisdicciones. Es por esto que en el caso de no existir circunstancias especiales, es siempre recomendable disponer la sede arbitral en Taiwán.

2. Cubrir todas las bases

Por razón de las tendencias actuales en la operación de negocios, muchas empresas taiwanesas operan fábricas o trabajan con subcontratistas en otras jurisdicciones, particularmente en China y cada vez más, en países del Sudeste Asiático, como ser Vietnam. Por tanto, se recomienda que cualquier contrato que se suscriba con un proveedor taiwanés también tenga alcance a todas aquellas entidades relacionadas al proveedor.

3. El sello de aprobación

Muchos países tienen su propia forma de operar negocios y Taiwán no es la excepción. Por ejemplo, las empresas extranjeras generalmente pasan por alto algunas formalidades que se tienen que llevar a cabo para que un contrato obtenga plena validez en Taiwán.  En la mayoría de los países, la sola la firma de los representantes autorizados de cada parte es suficiente para que un contrato tenga efecto legal. En Taiwán, para evitar circunstancias en las que la parte taiwanesa niegue o ponga en duda la eficacia del contrato, el sello de la empresa y del representante legal tienen que ser puestos en el contrato al momento de la firma. Taiwán exige a todas las empresas que registren estos dos sellos en la base de datos de la autoridad competente como los sellos autorizados de la empresa. Este procedimiento puede parecer trivial a muchos, pero proporciona una capa adicional de protección al Contratante.

Pese a que un contrato estándar probablemente pueda ser suficiente en muchos casos, un contrato propiamente adecuado puede maximizar la protección al Contratante. En general, las leyes taiwanesas se encuentran alineadas con la mayoría de los estándares internacionales; sin embargo, resulta siempre mejor el contratar a un abogado local para la revisión de cualquier contrato a ser suscrito con partes taiwanesas. Un abogado local podrá confirmar si el contrato como tal cumple con las leyes de Taiwán, y a su vez, plantear la mejor forma para modificar el contrato.

Para más información sobre temas de contractuales en Taiwán, por favor contáctese con Roxana Cheng rcheng@winkerpertners.com.

 

Archives